Tanto desde un punto de vista legal como comercial, la franquicia se basa en la facultad del franquiciado de poder presentarse en el mercado bajo la marca y otros signos distintivos del franquiciador.

Por ello, con carácter previo al desarrollo de un proyecto de franquicia es indispensable verificar no sólo que la marca del franquiciador esté debidamente registrada, sino que el registro o registros se hayan realizado en las clases adecuadas y que no va a ser causa de futuros conflictos.

Además de la marca, es conveniente verificar la existencia o, en su caso, proceder al registro de otros signos distintivos como pueden ser los dominios en internet.

Primera consulta gratuita

Cuéntenos su caso, estaremos encantados de ayudarle.

Otros servicios