Una sentencia declara ‘abusiva’ la cláusula del contrato de transporte aéreo. Esta decisión también afectará a las otras compañías low cost.

 

Una sentencia del juzgado mercantil número 8 de Barcelona ha declarado “abusiva” y ha anulado la posibilidad de que Vueling aumente el precio de los billetes de avión si las tasas aeroportuarias suben después de hacer la reserva y antes de volar.

El juzgado ha dictado una sentencia que declara nulas, por abusivas, varias cláusulas del contrato de transporte aéreo de la aerolínea tras la demanda que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) interpuso en octubre del año 2011.

La sentencia ha declarado abusiva y nula la disposición de la compañía en la que dice que si se redujeran o aumentaran las tasas con posterioridad a la realización de la reserva pero antes de volar el pasajero, éste tendrá el derecho y la obligación de asumir estas modificaciones. Además, por esta cláusula el pasajero autorizaba a Vueling de forma expresa para cargar el incremento o abonar la diferencia en la misma tarjeta mediante la que se realizó el pago del billete.

La sentencia declara nula esta condición porque priva al consumidor de su derecho de resolver el contrato si el precio final es muy superior al inicialmente contratado.

Precisamente hace unos días, Vueling avisó a clientes que ya tienen el billete comprado para vuelos que no se han realizado advirtiéndoles de que se reservaba el derecho de aumentar el precio final por el aumento de tasas aeroportuarias previsto por el Gobierno, en un 10,2% de media.

La sentencia también considera “abusiva” y anula la cláusula que dice que ante una intervención quirúrgica o defunción de familiares del pasajero, el cónyuge, padre, madre o hijo, Vueling solo da la posibilidad de cambiar las fechas para volar, pero no la devolución del billete, y, en caso de que hubiera una diferencia de tarifa en la nueva asignación de vuelos, se debería abonar.

También se anula la disposición que apunta que en caso de que el vuelo fuera cancelado o sufriera un retraso, Vueling no responderá en ningún caso de los servicios adicionales que el pasajero hubiera contratado con terceros.

Esta medida afecta a otras compañías aéreas. Ryanair, por un lado, anunció en su día que repercutiría el alza en el momento que se produjera, mientras que EasyJet ha anunciado que asumirá el menor ingreso por respeto a sus clientes.